Seguinos

Enfrentando la crisis

¿Habrían podido las empresas prepararse para enfrentar la crisis que ha causado el Covid 19? Es probable que la mayoría de empresas que cuentan con planes de manejo de crisis, difícilmente tenían entre sus protocolos el manejo de la comunicación en tiempos de pandemia. Fue una violenta disrupción que a todos nos tomó por sorpresa.

Sin embargo, con toda seguridad, las empresas que al menos tenían un plan básico de manejo de crisis pudieron enfrentar la situación un poco mejor que aquellas que nunca le han dado relevancia a este tema.

Las crisis no se pueden prevenir; pero sí estar preparado para enfrentarlas. Prepararse es estratégico para cualquier empresa (no importa su giro de negocio, industria o tamaño) que quiera estar lista para enfrentar cualquier eventualidad que ponga en riesgo su imagen y buena reputación. 

¡Hasta las crisis inéditas sin precedentes como el Covid19!

Una crisis genera caos y este tiene la capacidad de afectar el flujo informativo y los canales de comunicación, ocasionando la entrega de información imprecisa. 

No obstante, se puede estar preparado para enfrentar una crisis lo cual, desde el punto de vista de la imagen y la buena reputación, tiene el potencial de mostrar control ante la situación de manera que se genere un sentimiento de confianza y tranquilidad entre los stakeholders

La gestión de la información y las labores de comunicación en el contexto de una crisis debe ser parte –idealmente- del proceso planificado de diseño y ejecución de los planes para la gestión de riesgo y continuidad del negocio.

Precisamente, en la continuidad de negocio es determinante la comunicación y la transparencia de la información que se suministre; la acción rápida, pero eficiente, para alcanzar las metas de reducir las afectaciones a la imagen y a la reputación, son la clave que hace la diferencia. 

Una de las principales lecciones que deja Covid 19 es que hay que preparse para las crisis y que esta preparación debe ser estructurada.

Cualquier organización puede sufrir una crisis en cualquier momento, estar preparado puede hacer la diferencia entre vivir, agonizar o morir.

¿Ya está preparada su empresa para el próximo shock?